Recetas variadas en menos de 15 minutos.

¿Quién no ha tenido que comer alguna vez de tupperComo cada vez pasamos más tiempo fuera de casa –ya sea en el trabajo, en la universidad,  etc-, y cada vez son menos las personas que pueden comer tranquilamente en casa y que deben llevarse la comida a cuestas por la mañana, para tomarla después cuando tengan un hueco y un sitio adecuado para hacerlo.

Por suerte, los tan famosos tuppers nos hacen la vida más fácil y nos solucionan muchos problemas, ya que en ellos podemos llevar todo lo que queramos.

Preparar el tupper puede resultar toda una odisea, muchas veces tiramos de precocinados para ahorrar tiempo pero en la mayoría de los casos estos alimentos son poco saludables.

 Llevar comida en un tupper no quiere decir que vayamos a comer mal. Cuando pensamos en comer saludable nos viene a la cabeza el pensamiento de que nuestra alimentación se va a basar en una carne o pescado a la plancha con una triste ensalada. Y si encima somos conscientes de que estos alimentos tenemos que meterlos en una fiambrera, transportarlos y luego calentarlos en un microondas no nos viene a la mente el manjar más apetecible. ¡Pero nada más lejos de la realidad!

Cada vez somos más los que hemos cambiado un bocata en el bar de la esquina comido a la carrera por nuestra comida casera. Además, la mayoría buscamos que esta sea equilibrada y apetecible, así que para que esto ocurra debemos de tener en cuenta algunos detalle/consejos:

  • No hay que pensar en el “tupper” como un recipiente donde echar todas las sobras que tenemos por la nevera. La comida que preparemos debeaportarnos proteínas, carbohidratos, vitaminas, grasas y fibra, igual que una comida equilibrada en casa.
  • Lo mejor es que escojamos ingredientes que aguanten bien el estar a temperatura ambiente. No en todos los trabajos podemos tener una nevera a nuestra disposición. Cuando elijamos carnes, pescados o huevos debemos de asegurarnos que estos estén perfectamente cocinados. 
  • El día que preparemos ensaladas, lo ideal es rociar nuestras verduras con un poco de limón o vinagre para que no ennegrezcan. También es mejor aliñarlas en el momento de tomarlas y no en casa, así se mantendrán más frescas. Para ello es buena idea guardar o comprar frascos pequeños de cristal con tapa hermética.
  • Tendremos que hacernos con un “tupper” del tamaño adecuado para una comida, si compramos uno demasiado pequeño nos quedaremos con hambre, y si es demasiado grande y lo llenamos acabaremos siempre hastiados de comer.
  • En el caso de comprar un tupper de plástico, recordar siempre mirar su simbología para saber si son aptos para el microondas, para lavar en el lavavajillas. Y a la hora de la limpieza tampoco uses jabones ni sustancias químicas agresivas, al igual que los estropajos que pueden dañar las paredes del tupper, estropeándolo y permitiendo la cesión de partículas del plástico hacia los alimentos.
  • Procura no romper la cadena de frío. si el recorrido de tu casa al trabajo es largo que utilices bolsas térmicas que aguantarán un poco más la temperatura.

Como comer de tupper no tiene por qué ser sinónimo de comer mal, os  proponemos algunas recetas saludables y riquísimas que puedes preparar en menos de 15 minutos  en casa y que después podrás echar en un tupper y llevar donde quieras: 

  1. Tabulé: Se trata de una receta de comida árabe muy popular, se hace con cuscús o sémola de trigo y su preparación es tan sólo unos minutos. Os digo que si creíais que la pasta era la comida para estudiantes o para los vagos de la cocina, es porque no conocíais el cuscús, la versión rápida se hace calentando la misma cantidad de agua que de cuscús en el microondas, una vez caliente se añade el cuscús y se deja reposar. Una vez templado ya se puede mezclar con todo lo demás, la combinación usada normalmente es tomate, perejil, cebolla, limón, sal y aceite de oliva. ¡Pero podéis innovar! No olvidéis incluir una ración de proteína (pollo, ternera, alguna lata de pescado en conserva o incluso tofu/tempeh o seitán para hacer el plato vegano).
  • Burritos:  Son perfectos para llevarlos en el tupper y es una receta muy sencilla y la cual admite mil variaciones. Sólo tenemos que cortar alguna verdura (zanahoria, tomate, pepino.. lo que más nos guste). Luego añadimos la proteína que nos apetezca (pavo, algún huevo cocido, queso…) y por último le podéis dar un toque perfecto con aguacate/guacamole, alguna especia o simplemente aliñarlo con algo de aceite de oliva, sal y unas gotitas de limón.
    Por último lo echamos todo sobre las tortitas de maíz y ya solo queda enrollarlas y ya tenemos listos nuestros burritos para tupper.
  • Tortillas:  mientras estén bien cocinadas con el huevo bien cuajado son una opción perfecta para llevar a todas partes. Se pueden comer frías o calientes y también admiten todo lo que queramos añadirles. ¡Con un poco de queso dentro quedan genial!
    Mi consejo es NO FREIR las patatas o verduras que elijamos para meter dentro sino que los hagamos pochados, o al vapor y los pasemos por la plancha con un poco de aceite de oliva. Así nos ahorraremos calorías y grasa extra que no necesitamos y tendremos una comida perfecta y completamente equilibrada.

Os hemos demostrado que “ir de tupper” tiene sus ventajas: poder comer saludable, ahorrar algo de dinero y controlar un poco la dieta. Además, habéis visto que no es necesario pasar mil horas en la cocina.

¡Animáos a probarlo!.

Rocío Falcón
Coach nutricional

Deja un comentario