¿Es aconsejable realizar estiramientos además de nuestra sesión de entrenamiento? ¿En qué momento? I Parte

A la pregunta, ¿Debemos estirar antes o después de un entrenamiento? la respuesta, a día de hoy, parece clara. La mayoría de los estudios indican que los estiramientos deben dejarse para el post-entrenamiento, y evitar emplearlos como un calentamiento.

No está demostrado que los estiramientos previos al entrenamiento ayude a prevenir lesiones, frenar el dolor muscular o a mejorar nuestro rendimiento. Algunos estudios han determinado que el estiramiento estático antes de hacer ejercicio puede debilitar el rendimiento, y la razón más probable es que al estirarlos, se cansan y no comienzan esta actividad con la misma predisposición.

Por lo tanto, tenemos claro que entre antes y después de entrenar, elegimos estirar después.

Estirar se define como “el proceso mediante el cual se aumenta la flexibilidad muscular y articular” y según diferentes investigaciones, la flexibilidad muscular se define como “la capacidad de un músculo para elongarse, permitiendo a una articulación o un grupo de articulaciones moverse dentro de un rango de movimiento óptimo” Zachezeweski J.E., 1989

Antes de continuar,…¿sabemos realmente cuales son los beneficios de realizar estiramientos?
Entre la literatura existente podemos encontrarnos un gran número de beneficios que nos aporta la realización de estiramientos. Podemos destacar los siguientes:

  • Aumento y/o recuperación de flexibilidad.
  • Mejora la coordinación motora.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Disminución de la tensión muscular y rigidez articular.
  • Mejora postural.
  • Prevención de lesiones y sobrecargas.
  • Mejora del rendimiento

Pablo Orosa Iglesias.

Entrenador Personal y Asesor Deportivo

Deja un comentario