¿Qué alimentos debemos tomar en cuenta para la fertilidad?

Hoy en día los problemas de fertilidad son cada vez más frecuentes, los estudios señalan que más de 800.000 parejas en España tienen problemas para concebir un hijo actualmente..

Una dieta equilibrada es esencial para el correcto funcionamiento de cualquier sistema de nuestro organismo y, el sistema reproductor no es una excepción.

Las carencias o excesos de energía o de determinados nutrientes tienen siempre una repercusión negativa sobre nuestro organismo. Por este motivo, se recomienda llevar a cabo una dieta equilibrada por ambos miembros de la pareja.

A pesar de que las causas de la infertilidad pueden ser múltiples y deben ser tratadas de una forma específica, la dieta puede tener una influencia importante en la misma, por lo que a continuación os hago un mini resumen de aquellos nutrientes y alimentos importantes a tener en cuenta a la hora de confeccionar tu menú diario, estos te ayudarán de forma natural a tener un equilibrio hormonal más adecuado y enfocado a la concepción.

  1. Ácido fólico : es una vitamina del grupo B aconsejada en las embarazadas para evitar problemas neuronales en el futuro bebé, además, su déficit se relaciona con el riesgo de aborto espontáneo. La ingesta recomendada de este nutriente para mujeres adultas desde el primer día de embarazo son unos 400 μg/día, una dosis muy difícil de alcanzar únicamente mediante la alimentación. Por ello esta vitamina suele ser suplementado por el ginecólogo. Pese a esto, a través de la alimentación también se puede ayudar mediante levadura de cerveza, verduras de hoja verde (acelgas, espinacas…), legumbres, frutos secos, cereales de desayuno enriquecidos, etc.
  1. Vitamina A : esta vitamina, y sus precursores, los β-carotenos; son imprescindibles para el correcto mantenimiento de las diversas mucosas del organismo, entre ellas, la mucosa uterina, donde debe implantarse el óvulo fecundado. Por otro lado, también interfiere sobre el ciclo menstrual y en el desarrollo de la placenta. Podemos ingerir esta vitamina y sus precursores través de una alimentación rica en lácteos y otras proteínas animales (carne, pescado, huevos…), también a través de frutas y hortalizas de color rojizo o anaranjado.
  1. Vitamina E: posee alto poder antioxidante que protege los tejidos de los radicales libres y toxinas ambientales. Son excelentes fuentes de esta vitamina los aceites vegetales, sobretodo el aceite de oliva, y los frutos secos.
  1. Hierro : es muy importante empezar el embarazo con unas concentraciones de hierro óptimas ya que, durante el embarazo, las demandas del mismo se van a ver incrementadas. Por ello, en este tipo de dietas, debemos encontrar alimentos como carnes rojas, pescados, todo tipo de legumbres, los frutos secos, el huevo o verduras como las espinacas, los espárragos o las judías.
  1. Zinc : influye indirectamente en la ovulación y fertilidad, además de ejercer acción antioxidante, pudiendo ayudar al retraso del envejecimiento celular y folicular que aumentará las posibilidades de embarazo. Encontramos este mineral en alimentos como chocolate negro, semillas de calabaza, carnes rojas y nueces.

 

En la próxima entrega os hablaremos de los factores que pueden afectar la fertilidad.

 Rocío Falcón

Coach nutricional

Deja un comentario