Categorías
Nutrición

Kéfir, ¿cómo incluirlo en nuestra dieta?

Según la Real Academia Española (RAE), el kéfir es leche fermentada artificialmente y que tiene ácido láctico, alcohol y ácido carbónico; siendo como una combinación de bacterias en una matriz de proteínas, lípidos y azúcares.

El kéfir, al igual que el yogur, es un alimento probiótico que tiene beneficios sobre la microbiota intestinal; siendo un alimento rico en triptófano, magnesio, fósforo, calcio, vitamina B y K.

Los beneficios que se atribuyen al kéfir son: control de la saciedad y la prevención de desarrollo del sobrepeso, la diabetes tipo 2 y la mejora y mantenimiento de la salud ósea y la microbiota intestinal.

Teniendo en cuenta todas estas propiedades, es un buen aliado para incluir en nuestro día a día y, ¿cómo podemos hacerlo? El kéfir podemos incluirlo en nuestros desayunos, meriendas y/o postres; consumiéndolo solo o con algún acompañamiento (canela, cacao, fruta, etc.). Su consumo se verá limitado a la leche de la que dependa, lo que marcará el aporte calórico y nutricional que tenga.

A continuación, mostramos algunas ideas para incluir este alimento en nuestra dieta:

  • Bizcocho de kéfir (Lo podéis usar como si fuera un yogurt)
  • Pan de kéfir (añadiendo kéfir a la masa en lugar de agua)
  • Helado con kéfir
  • Kéfir con fruta y cereales
  • Batidos con kéfir y fruta
  • Tostada con kéfir y miel
Categorías
Nutrición

¡Di SÍ al Huevo!

La ingesta recomendada del huevo es un aspecto que ha dado de que hablar a lo largo de los años, con múltiples contradicciones y controversias, sin dejar nada claro. ¿Es o no es bueno tomarlo? ¿Hay algún límite que debamos conocer?

Una de las entidades que hizo testimonios en contra de este mito fue la Fundación Española del Corazón (FEC), publicando en 2014 un post con titular “No hace falta restringir el consumo de huevos en la dieta de personas sanas”. La FEC se fundamentó en diferentes estudios que aseguran que el huevo tiene múltiples beneficios para nuestra salud y que no hay una relación directa entre su consumo y la aparición de cardiopatías.

Por otro lado, encontramos múltiples estudios que también afirman que la ingesta de uno o dos huevos diarios se puede incluir en un estilo de vida saludable. En cuanto al colesterol, es cierto que es un alimento que contiene este compuesto; no obstante, su consumo eleva poco los niveles corporales y no tendría que restringirse por ello. Por el contrario, una persona que tenga niveles altos de colesterol sí tendría que limitar su consumo.

Además del mito del colesterol, existen muchos testimonios de que el huevo es un alimento que engorda y hay que restringirlo en todo plan de pérdida de peso. ¡Error! El huevo es un alimento con un aporte nutritivo muy grande y bajo en calorías, teniendo incluso propiedades saciantes que pueden contribuir a la pérdida de peso.

Como curiosidad, la Fundación para la Diabetes incluye el huevo dentro de los alimentos proteicos de las personas con diabetes, al igual que para la población general.

Con este post se busca concienciar de que un uso apropiado de este alimento no tiene por qué tener beneficios negativos para la salud, siendo conscientes de las propias limitaciones personales que se pueda tener.

Categorías
Nutrición Salud · Belleza

Trucos para evitar comer por aburrimiento

A cuantos os ha pasado que en épocas en las que se tiene más tiempo libre se tiende por visitar la nevera con bastante frecuencia. Y ante esto, ¿qué podemos hacer?

En primer lugar, hay que tener presente que detrás de esos ataques de ansiedad por comer hay una serie de emociones que tenemos que aprender a evaluar y que son controlables.

No obstante, lo más importante es ser conscientes que comemos por encima de nuestras necesidades y que se puede controlar. A continuación, os dejamos una serie de trucos para combatir la ansiedad:

  • Beber más agua: el agua tiene múltiples beneficios para la salud; entre ellos es saciante, depura el cuerpo y evita la retención de líquidos. Si no eres de beber agua, los tés son un buen aliado para crearte el hábito.
  • Comer despacio: esto ayuda a que aumente la sensación de estar saciados, ayudando a reducir la ansiedad.
  • Cinco comidas diarias: realizar una comida cada 3-4 horas ayuda a mantener unos niveles de glucosa estable, evitando la ansiedad por comer.
  • Añadir fibra a la dieta: unas de las principales virtudes de los alimentos ricos en fibra es su capacidad de saciedad y hacer frente al deseo de comer de más, además de ayudar a nuestro tránsito intestinal.
  • Tener un calendario de comidas: organizarse las comidas es uno de los principales trucos para combatir la ansiedad, así como tener claro qué queremos comprar al ir a hacer la compra.
  • Realizar ejercicio físico: la actividad física nos ayuda a reducir la tensión y el estrés, ayudando a reducir la ansiedad por la comida y tener la mente ocupada.

Aquí os dejamos algunos trucos para controlar la ansiedad, pero lo más importante es ser consciente que las emociones y son las que provocan esos episodios y podemos controlarlas.

Categorías
Nutrición Salud · Belleza

¿Es beneficioso tomar agua con limón por las mañanas?

Hace ya bastante tiempo que se popularizó el beber agua con limón por las mañanas por sus múltiples beneficios, pero ¿realmente sabemos cuáles son?

En primer lugar, hay que aclarar que incluir el agua con limón en nuestra dieta no va a provocar un efecto milagroso para la pérdida de peso; sino que es un complemento que nos aportará múltiples beneficios en nuestro plan. A continuación, se enumeran algunos de los múltiples beneficios que aporta el agua con limón:

  • Hidratación del organismo: el beber agua es algo esencial que tenemos que hacer en nuestro día a día. Para aquellas personas que les cuesta, incluir el limón en ella puede ayudar a aumentar su consumo, proporcionando cierto sabor. 
  • Refresca el aliento: hay estudios que afirmar que beber agua con limón contribuye a que se eliminen bacterias de la boca. No obstante, hay que tener cuidado de no excederse porque puede erosionar el esmalte de los dientes. 
  • Ayuda a adelgazar: es cierto que el agua con limón contribuye con la digestión y a sentirte saciado; pero no es algo milagroso, sino un complemento en nuestro plan diario. 
  • Protege tu sistema inmunológico: el limón es un alimento rico en vitamina C, lo cual hace que se reduzcan los riesgos de infección y se refuerce el sistema inmunitario. Por otro lado, también es una fuente de potasio, lo que provoca la estimulación del sistema nervioso y cerebral. 
  • Combatir el estreñimiento: además de reducir el estreñimiento, reduce la acidez estomacal. El agua con limón ayuda a la digestión a la hora de descomponer los alimentos; debido a que se favorece la producción de bilis.

 

En definitiva, el agua con limón es un complemento a nuestro plan que nos aporta múltiples beneficios; acompañándolo con ejercicio físico y una dieta saludable.

Categorías
Nutrición

Blue Monday: despídete del día más triste del año con tu dieta

Según las estadísticas, esta semana es la más triste del año. Todo el mundo habla de ello, y como nosotros queremos que afrontéis esta semana, y el resto del mes, cargados/as de energía y positividad os ofrecemos en este post unos pequeños “aliados nutricionales” que os ayudarán a mantener vuestros niveles de ánimo y felicidad a tope.

Si, aunque no lo creáis el ser humano no se alimenta solo para subsistir, también lo hacemos para disfrutar y para mejorar nuestras emociones positivas.
Comer bien es vivir mejor y alimentarnos de manera consciente es también potenciar nuestro bienestar.

A continuación os mostramos los 3 reyes de la “happy life” que no pueden faltar en tu alimentación:

  1. Las Legumbres:
    Nos ayudan a mejorar el estado de ánimo y, además, a reducir la tristeza o el decaimiento. Y, ¿por qué? Pues porque son ricas en vitaminas, en concreto la B1, la B3, la B6 y la B9, así como en magnesio. También llevan un componente, el triptófano, que ayuda al cerebro a fabricar la serotonina (causante de la felicidad). Hay una gran variedad de ellas, ¡que no os falten en la despensa!.
  1. Los Pescados Azules:
    Como el atún y el salmón, son pescados ricos en Omega 3, un ácido graso que ha demostrado tener beneficios sobre la salud cerebral, incluyendo su capacidad para estimular las hormonas de la felicidad que mejoran el estado de ánimo y por tanto actúa como un neuroprotector de las emociones más adversas.

Como curiosidad, hay estudios que demuestran que  el consumo temprano de alimentos ricos en omega 3, reduce el comportamiento agresivo en los niños.  Incluso algunas investigaciones aseguran que las personas con depresión carecen de dicho ácido. ¡No esperéis más y empezad a incluirlo en vuestra dieta!

  1. El Chocolate:
    ¡Sí, no es broma! Una porción moderada de chocolate amargo o negro (con un mínimo de un 60% de cacao) no solo aumenta la sensación de felicidad, sino que le proporciona al organismo una cantidad significativa de antioxidantes.  Su consumo estimula el flujo sanguíneo en el cerebro, lo que mejora el humor y las habilidades de concentración. Es más, estudios nos revelan que basta con tomar 3-4 onzas de chocolate por semana para notar resultados.

Recuerda: en el término medio está la virtud… hablamos de ONZAS, no TABLETAS.

En definitiva, !Ya no tenéis excusa para hacer frente a todos los días tristes del año de la forma más saludable! Buena dieta, deporte y afrontar las cosas con ganas os evitarán los “blue days”.

Categorías
Nutrición

¿Vientre hinchado? Deja de sentirte como un balón

La sensación de sentir y tener el vientre hinchado, además de incómoda, es poco gratificante. Los cambios de rutina, de dieta y de horarios favorecen una mala digestión y esa sensación de pesadez.

El tipo de alimentos que se consumen, el modo de cocinarlos y los ritmos de las comidas son factores que influyen en este malestar, que debería ser pasajero, pero puede convertirse en algo constante. A continuación os damos las posibles causas y soluciones contra este incómodo problema

1. Comer deprisa, ¿masticas o tragas?

Problema: Las personas que comen sin apenas masticar tragan más aire, lo que explica en parte la hinchazón abdominal. Además, al no masticarse lo suficiente, los alimentos ricos que requieren mezclarse con la saliva para predigerirse (por acción de las enzimas salivares) llegan casi intactos al intestino y su digestión provoca fermentaciones que se traducen en gases. 

Solución: tratar de masticar un mínimo de 6 veces cada bocado, nos ayudará a mejorar los gases y digestión en general.

2. Las burbujas hinchan

Problema: Tomar bebidas con gas hincha el vientre. Si además son azucaradas (refrescos) o con alcohol (cerveza), se ingieren “calorías vacías” que suman energía y contribuyen a ganar peso. 

Solución: Elegir agua y bebidas libres de gas como bebidas preferentes.

3. ¿Falta fibra o se toma en exceso?

Problema: La fibra conviene tomarla en su justa medida. Ingerir poca cantidad se asocia al estreñimiento, pero comer más fibra de la que el organismo tolera también es contraproducente, ya que puede provocar diarrea e hinchazón abdominal. 

Solución: Para evitar molestias digestivas, quienes se inicien en el consumo de alimentos integrales, deben hacerlo poco a poco. Una alimentación aporta suficiente fibra si alterna frutas y verduras, algún alimento integral, frutos secos y legumbres. Si es así encontraremos el equilibrio en nuestras digestiones y no notaremos molestias.

4. Intolerancia desconocida a algún alimento.

Problema: existencia de alguna intolerancia alimentaria y no nos haya sido diagnosticada. La celiaquía y la intolerancia a la lactosa son las más conocidas.Los síntomas más comunes que se identifican como consecuencia de este tipo de intolerancias son: dispepsia, digestiones lentas, tripa hinchada, diarreas y/o estreñimiento, gastritis, náuseas, vómitos, etc.

Solución: recomendamos acudir al médico especialista cuando aun controlando: gas, masticación y aporte de fibra en la dieta se siguen teniendo molestias, o si aparece algún síntoma de los nombrados más graves que una simple hinchazón.

¡Esperamos que estos consejos os ayuden!

Categorías
Nutrición

Apetito emocional: cómo influyen las emociones en lo que comes

Conoce como influyen las emociones en lo que comemos y mantén el estrés a raya

El estado de ánimo puede alterar nuestras elecciones alimentarias y viceversa: haber consumido (o dejado de consumir) determinados alimentos puede influir en el estado anímico.
La tristeza, el aburrimiento o el estrés condicionan la manera en que nos relacionamos con la comida. Sin embargo, estas interacciones son tan complejas, que es difícil establecer con claridad cómo es el vínculo entre emoción e ingesta, qué es consecuencia y qué es causa.

Las emociones y la comida

Nuestra actitud antes o después de comer es la forma más habitual y explícita de la relación que existe entre la comida y el estado de ánimo. Cuando tenemos hambre muchas personas, tienden a estar agitados, en alerta, e incluso, irritables, ya que esta condición estimula y fomenta la búsqueda de alimento. En cambio, después de una comida que nos sacia, los nutrientes absorbidos llegan al cerebro: a través del sistema nervioso se genera una sensación de calma y el humor es más positivo.

Pero no ocurre lo mismo siempre. Las emociones son de tristeza, vergüenza o ansiedad después de haber consumido un alimento que no debíamos, que sabemos que no es sano o que no forma parte de nuestro plan alimentario para perder peso.

El estrés y las ganas de comer

El estrés afecta a la salud de manera directa a través de múltiples procesos fisiológicos, pero también es capaz de cambiar comportamientos que se relacionan con la salud, como la selección y la ingesta de alimentos.
La mayoría de las personas experimentan cambios en la conducta alimentaria en respuesta a una situación de estrés. Pero, esta respuesta no es la misma en todos los individuos. Estos efectos parecen ser distintos en función del tipo de persona que siente estrés: quienes restringen la ingesta de manera habitual suelen responder con más apetito y ganas de comer que quienes no la limitan de forma cotidiana.

Seis claves para superar el estrés y la ansiedad sin recurrir a la comida

Para regular la ingesta y para minimizar las consecuencias negativas del estrés y la ansiedad, os damos las siguientes recomendaciones:

  1. Practicar ejercicio físico.
  2. Evitar el abuso de cafeína, alcohol y las comidas excesivas.
  3. Organizar el tiempo y la ingesta de alimentos para llevar un control.
  4. Intentar mantener expectativas realistas a la hora de intentar conseguir algo.
  5. Compartir las emociones: buscar alguien con quien conversar y expresar las emociones, tanto las positivas como las negativas.
  6. Anticiparse a las situaciones estresantes y prepararse para ellas, imaginar la situación y practicar las respuestas y reacciones.

En definitiva: llevar una alimentación equilibrada, practicar ejercicio y tener vida social son la clave para controlar el estrés y tener una relación saludable con la comida.

Rocío Falcón
Coach nutricional

Categorías
Nutrición

Frena la retención de líquidos con remedios naturales

Retener líquidos en el organismo es un problema bastante común, que en la mayoría de casos se debe a los efectos de un estilo de vida poco saludable, aunque en otros casos puede estar ligado a un problema de salud.

Los principales síntomas son: aumento de peso inexplicable, hinchazón en las piernas y tobillos, incremento del perímetro abdominal o disminución de la micción.¿Por qué se retienen líquidos? La retención de líquidos ocurre cuando tiene lugar un desequilibrio en los líquidos de nuestro organismo. Los vasos sanguíneos depositan demasiado líquido en los tejidos corporales o el líquido que se almacena en estos y no se expulsa a través de la sangre de forma normal. Esta afección puede ser patológica o no patológica y es importante conocer la diferencia entre ambas para poder administrar el tratamiento adecuado.

La causa de una retención de líquidos además puede deberse a otros factores como pasar muchas horas de pie o sentados, llevar ropa demasiado apretada que empeora la circulación o la ingesta de algunos medicamentos (como corticoides, hormonas, etc.)

¿Qué son los diuréticos naturales?

Existen muchos alimentos (la mayoría de frutas y verduras) y extractos de plantas que aumentan la cantidad de orina y que sus consumos de forma regular ayudan a generar una mayor pérdida de exceso de agua.

A continuación, en este listado vamos a nombrar a las mejores plantas con efectos diuréticos naturales:

  • Extracto de cola de caballo
  • Té Blanco, Té Negro y Té Rojo
  • Alcachofa
  • Extracto de Hinojo
  • Ortosifón
  • Café
  • Extracto de boldo
  • Hierba de San Juan

Otros remedios para la retención de líquidos:

  • Reducir el consumo de sodio (sal) ya que esta hace que retengamos agua corporal.
  • Evitar pasar mucho tiempo de pie, sobre todo en lugares cerrados y calurosos.
  • Si eres propenso/a a retener líquidos sentarse con las piernas en alto, para evitar así acumulación de sangre en las piernas.

Como recomendación final podemos añadir que existen diuréticos químicos que tienen un efecto mucho más potente pero desaconsejamos su uso por completo salvo en casos de recomendación y supervisión médica específica.

¡En general siempre es mejor optar por remedios naturales!

Categorías
Nutrición

Agua, un nutriente esencial

El agua constituye 50 a 75% del peso corporal. Sin agua, tu cuerpo dejaría de funcionar como es debido, de hecho una persona no puede sobrevivir más de 4-5  días sin beber. ¿Por qué?

Categorías
Nutrición

Combate el calor con ayuda de tu dieta

Ya hemos entrado en la temporada más calurosa del verano, las temperaturas se disparan y es momento de dar atención especial a nuestra alimentación para combatir el calor.

Las elevadas temperaturas provocan la sudoración del organismo que busca regular la temperatura corporal, pero puede provocar deshidratación, sino se toman los cuidados necesarios.

La dieta puede ayudarnos en esta época.

Qué comer y beber

Como norma general, la principal recomendación es comer alimentos que tengan una gran cantidad de agua, nos ayuden a regular nuestra temperatura corporal y no nos deshidraten y, en este sentido, podemos destacar algunas recomendaciones de alimentos:

  • Sandía.
    Su alto contenido en agua (el 80%) y su capacidad refrescante hacen de ella un imprescindible estos días.
  • Rábano.
    Rico en agua, vitamina C y antioxidantes también nos ayuda a reducir el calor corporal.
  • Guindilla.
    Su efecto picante se debe a la capsaicina, sustancia que provoca la llamada sudoración facial gustativa, por lo que el cuerpo genera más sudor en la cara del que debería, el cual al evaporarse refresca.
  • Tomates.
    Por su riqueza en agua, fibra y antioxidantes como el licopeno. Es recomendable para cuando tienes calor en el estómago o sensación de ardor, porque refresca e hidrata.
  • Frutos rojos.
    Son ricos en antocianinas, un compuesto que tiene un importante efecto anti inflamatorio y que disminuye la presión arterial y facilita la vasodilatación. Todo ello ayuda al cuerpo a bajar su temperatura a través de la circulación: porque se redistribuye el flujo sanguíneo hacia los tejidos externos (piel y órganos del aparato respiratorio), lo cual permite eliminar el exceso de calor.
  • Agua de coco.
    Contiene potasio, calcio, sodio, magnesio y fósforo que ayudan a mantener nuestro cuerpo equilibrado de electrolitos, lo que significa que es la mejor opción tras realizar algún tipo de actividad física.
  • Bebidas calientes (tés e infusiones).
    Aunque parezca contradictorio, la sudoración, es una de las vías clave para modular la temperatura corporal y mantener el equilibrio térmico. Debido al aumento de la carga de calor en el cuerpo por beber una bebida caliente hay un aumento en la producción de sudor, y su evaporación ayuda a que baje la temperatura global del cuerpo.

 

Qué no comer ni beber

Las comidas y bebidas a evitar son aquellas que aumentan nuestra temperatura corporal o nos deshidratan.

Es aconsejable evitar algunas comidas para que la digestión no se resienta; olvidarse cocciones excesivamente grasas y recetas muy condimentadas. Se deben evitar los fritos y guisos ricos en aceites.

Además se aconseja evitar carnes grasas y derivados cárnicos grasos como las hamburguesas, embutidos y escoger porciones de alimentos más magros como pollo, conejo o pescados, ya que así la digestión será más fácil y rápida y no cargue al cuerpo mucho “trabajo” extra.

Por último indicar que las bebidas alcohólicas también se desaconsejan en esta época, ya que el alcohol actúa como un potente diurético que hace que orinemos con más frecuencia, lo que provoca una mayor deshidratación. Es no quiere decir que no podamos tomar unas cervezas con los amigos, pero si tenerlo en cuenta para excederse.

¡Y hasta aquí mis recomendaciones por hoy! Espero que os sirva de ayuda y lo pongáis en práctica durante el verano. Un saludo.

Categorías
Nutrición

Alimentación y Fertilidad

En la actualidad, los problemas de fertilidad son cada vez más frecuentes.

Una dieta equilibrada es esencial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Las carencias nutricionales tienen siempre una repercusión negativa sobre nuestro organismo. Por eso, se recomienda llevar a cabo una dieta equilibrada por ambos miembros de la pareja.

A continuación resumimos aquellos nutrientes y alimentos importantes que te ayudarán a tener un equilibrio hormonal más adecuado y enfocado a la concepción.

  1. Ácido fólico : es una vitamina del grupo B aconsejada en las embarazadas para evitar problemas neuronales en el futuro bebé. La ingesta recomendada de este nutriente para mujeres adultas son unos 400 μg/día, una dosis difícil de alcanzar mediante la alimentación. Por ello esta vitamina suele ser suplementada.
  1. Vitamina A : esta vitamina, y sus precursores, los β-carotenos; son imprescindibles para el correcto mantenimiento de las diversas mucosas del organismo, entre ellas, la mucosa uterina, donde debe implantarse el óvulo fecundado. Podemos ingerir esta vitamina a través de una alimentación rica en lácteos y otras proteínas animales, también a través de frutas y hortalizas de color rojizo o anaranjado.
  1. Vitamina E: posee alto poder antioxidante que protege los tejidos de los radicales libres y toxinas ambientales. Son excelentes fuentes de esta vitamina los aceites vegetales, sobretodo el aceite de oliva, y los frutos secos.
  1. Hierro : es muy importante empezar el embarazo con la cantidad de hierro óptima ya que las demandas se van a ver incrementadas. Por ello debemos comer alimentos como carnes rojas, pescados, legumbres, los frutos secos, huevos o verduras como las espinacas, los espárragos o las judías.
  1. Zinc : influye indirectamente en la ovulación y fertilidad. Encontramos este mineral en alimentos como chocolate negro, semillas de calabaza, carnes rojas y nueces.

 En la próxima entrega os hablaremos de los factores que pueden afectar la fertilidad.

Categorías
Nutrición

¿Son saludables las dietas sin glúten?

El gluten está siendo motivo polémica en los últimos tiempos. Normalmente escuchamos hablar de él de forma negativa, y se le acusa de ser responsable de muchos problemas de salud. Pero, ¿es realmente cierto? ¿Debemos eliminar el gluten si no somos celíacos?

El gluten es un conjunto de proteínas presentes en cereales como el trigo, la avena, la cebada o el centeno. Estos cereales se encuentran en muchos de los alimentos que consumimos día a día: el pan, la pasta, las galletas y bollería entre otros.

¿Quién debe seguir una dieta sin gluten?

Las personas que deben llevar una dieta exenta de gluten, por cuestiones de salud, son las que presentan la enfermedad celíaca o aquellas que tienen alergia al gluten.
Para ellos, el más mínimo consumo de esta proteína provoca reacciones adversas como diarrea, estreñimiento, dolor abdominal, hinchazón, etc., dañando las células intestinales. En estos casos, es estrictamente necesaria una dieta exenta de esta proteína, ya que resulta perjudicial para salud.

Existe otro caso en los que el consumo de gluten causa reacción adversa, pero sin llegar a presentar la enfermedad. Esto se conoce como sensibilidad al gluten no celíaca, cuyos síntomas son similares pero con menor gravedad.

¿Qué es una dieta libre de gluten?

La exclusión del gluten de la dieta supone eliminar todos aquellos cereales y derivados que lo contengan (trigo, cebada, centeno, avena, etc.), así como todos aquellos alimentos que puedan haberse contaminado durante su procesado, transporte o preparación. Debemos prestar atención al etiquetado de los alimentos procesados, como los embutidos, que puedan llevar gluten o trazas del mismo.

*La avena es de naturaleza libre de gluten, pero es difícil encontrarla sin contaminación cruzada.

Entonces, ¿es más saludable una dieta sin gluten? ¿Debo eliminar el gluten si NO soy celíaco/alérgico?

Recientemente se está estudiando acerca de la relación del consumo de gluten y el desarrollo de ciertas patologías. Sin embargo, a día de hoy no existe evidencia científica de que la eliminación de esta proteína sea beneficioso para las personas que no presentan ninguna patología relacionada con el gluten.

El problema principal no es el gluten, sino el resto de ingredientes que suelen ir asociados a los alimentos procesados (grasas trans, azúcares, aceite de palma…).

Además, optar por una dieta exenta de gluten requiere un cambio importante en la alimentación. Por ello, es importante que se realice con un seguimiento profesional en cualquiera de los casos, ya que si no se realiza correctamente, puede dar lugar a carencias o déficits nutricionales.

En resumen: con o sin gluten, nuestro consejo es que sigas una alimentación equilibrada. ¡Basa tu alimentación en comida de calidad independientemente de que contenga o no gluten! Incluye grasas, proteínas e hidratos de buenas fuentes y realiza algún tipo de actividad física, de esta forma conseguirás un estilo de vida saludable.