Tips para realizar una entrevista inicial a tu cliente

Para bordar tus entrevistas iniciales es de gran importancia conocer a la perfección a tu cliente en todo momento, pero siempre va a existir ciertos datos que desconozcamos por ser la primera vez.

Antes de elaborar un plan de negocios, es de gratitud realizar un estudio de mercado de tal forma que sea necesario encuestar a futuros clientes potenciales que orientarán mejor tus decisiones.

Sabemos que el objetivo principal de la entrevista es que compre tus servicios. Para ello leerás una serie de pautas para que tu entrevista inicial sea efectiva.

 

  • Preparar un cuestionario: Debes crearlo en base a tus objetivos. Por otro lado, evitar respuestas como “si” o “no”, trata de que argumente para que su información sea de gran utilidad.
  • Lugar de la entrevista: Es más sencillo realizar una entrevista presencial, puesto que puedes visualizar físicamente mejor al cliente, conocer sus comportamientos, patrones de movimiento, posible patología… Aunque una entrevista online también tiene sus beneficios, pero en este caso tendrás que formular más preguntas para conocer mejor al cliente.
  • Transmitir confianza, naturalidad y comodidad al cliente: El cliente debe percibir la sensación que le estás transmitiendo seguridad durante toda la entrevista y que eres la persona adecuada para conseguir los objetivos que quiere puesto que te preocupas por él y presentas conocimientos específicos. También es de gran relevancia lo que se le llama “romper el hielo” con ciertas bromas.
  • Registrar los resultados justo al finalizar la entrevista: Es relevante que escuches a tu cliente y solo anotes algunos datos que te permitirán recordar que quiso transmitir. Por ello, al tener la entrevista “fresca” podrás desarrollar las ideas que te permitirán obtener las respuestas que necesitas. Por supuesto que debes realizar anotaciones sobre su lenguaje no verbal, ya que te va a aportar gran información en cuanto a su personalidad.

 

Memoriza los pasos a seguir durante la prueba de fuego, y conseguirás que esa persona, de haber acudido a ti para barajar opciones a la hora de contratar un servicio, se convierte en un nuevo cliente gracias a la primera impresión.

Comparte este post: