Es que me gusta todo de ti. Lo que buscan los clientes para contratar a un entrenador.

Todos hemos visto cómo el sector del fitness ha crecido con la llegada del Covid-19. Es por ello que los clientes están cada vez más dispuestos a contratar profesionales especializados en el sector del rendimiento físico para ayudarles a mejorar su salud.

De acuerdo con las tendencias Fitness de la ACSM (American College of Sports Medicine), el entrenamiento personal ocupa en la actualidad una posición prominente en el sector del ocio y cada vez existen más entrenadores personales.

Pero, ¿qué factores hacen que unos destaquen y obtengan una mayor cartera de clientes?

 

“CADA QUIEN ELIGE, los consejos que quiere escuchar, el conocimiento que le puede aportar, el centro donde quiere entrenar y la persona que le puede alegrar”.

 

Para responder a esta pregunta, tendremos que ponernos en el lado del cliente y ver nuestros servicios desde su perspectiva:

  1. Implicación. No todo es limitarse a entrenar, sino que debemos ser capaces de establecer un vínculo emocional con el cliente, haciendo que éste se sienta apreciado por su entrenador personal. Asegúrate de preguntarle cómo está, cómo se siente y si puedes ayudarle a superar algún obstáculo en su día a día fuera de vuestras sesiones de entrenamiento.
  2. Entorno. Tus clientes necesitan un ambiente que les permita evadirse de sus problemas y desconectar de la rutina y el estrés diario. Por eso, lo mejor será que dispongas el espacio de entrenamiento de forma que no todo sean mancuernas, máquinas y material deportivo, intercalando espacios abiertos, luminosos y con áreas de descanso, haciendo que el cliente se sienta como en casa en tu centro.
  3. Comunicación. El conocimiento es importante, pero de nada sirve si no sabemos transmitirlo correctamente. Es por ello que debemos utilizar siempre lenguaje cotidiano en nuestras explicaciones, evitando los tecnicismos y sintetizando la información, de forma que no hagamos pensar a nuestro cliente más de lo necesario.
  4. Imagen. Cuidar tu imagen personal y la de tu material de trabajo es esencial para causar una buena impresión a tus clientes. No se trata solo de tener buena presencia, deberemos prestar especial atención a todo lo que nuestro cliente asocie a nosotros: desde el material deportivo que usa en las sesiones, hasta nuestros mensajes de WhatsApp o el contenido de nuestras redes sociales. Todo lo relacionado con nosotros debe ir enfocado a dar una imagen más profesional.
  5. Digitalización. Es cierto que la tecnología no es el fin, sino el medio para llegar hasta tu cliente y poder darle el mejor servicio. Los medios digitales te permitirán tener acceso a muchos más clientes y llegar más allá de tus sesiones de entrenamiento, dando continuidad a tus servicios y permaneciendo siempre presente en su mente.

¡Anímate a poner a prueba estos consejos y destaca frente a tu competencia!

Comparte este post: