Lo que todo entrenador personal debe saber sobre ventas

Es importante tener un mínimo conocimiento sobre ventas a la hora de ofrecer y poder vender tu servicio para poder sentirnos cómodos y tener éxitos en nuestras futuras operaciones. Como nos asegura Manuel Alba, CFO y Responsable de ventas en VIPfitter, “La capacidad de vender servicios de entrenamiento personal es fundamental para el éxito a largo plazo de sus operaciones. Y eso significa asegurarse de sentirnos cómodos y tener conocimientos sobre ventas”.

Es por ello por lo que Manuel nos da estos consejos, ya que conocer estas ideas puede sernos de gran ayuda:

  • Saber comunicar con claridad lo que aportas con tus servicios. Es necesario que sepas explicar lo que haces. Poder transmitir y hacer entender lo que ofreces con tus servicios genera seguridad en el cliente y crece por tanto su confianza aumentando las posibilidades de que acepte tu apuesta. Para ello debes definir en qué consiste tu trabajo y qué puedes hacer por el cliente.

  • Explicar correctamente el trabajo que vas a realizar: Es importante que el cliente entienda el programa de entrenamiento que va a llevar a cabo. Se debe usar un lenguaje técnico ya que es una forma de demostrar al cliente tus conocimientos, pero centrándonos siempre en que capte el por qué y el objetivo de tus ejercicios. Por tanto, ten alternativas a la hora de explicar para facilitar los niveles de comprensión.
  • Poner el precio que creas razonable: Si crees en tus servicios y tienes claro el valor que aportas no debes dudar a la hora de decir el precio que el cliente tiene que acometer, ya que si dudas puedes generar desconfianza sobre el nivel de tu servicio.
  • No tener miedo al rechazo: Debes saber que no es posible gustarle a todo el mundo. No te desmotives si un cliente no contrata tus servicios o acaba dejándolos, puede haber sido por factores externos o probablemente por qué simplemente no has podido generar la suficiente confianza, cada persona es libre y no hay que tomárselo de forma personal sino como una oportunidad de mejorar.
  • Comprender lo que realmente significa vender: Vender significa ayudar a las personas, es decir ofrecer un valor añadido que aporte cualquier tipo de beneficio sobre el cliente. Es por ello que el foco debe estar puesto sobre lo que el cliente necesita. A partir de ahí se debe construir tu propuesta de valor y no centrándolo sobre ti o tus necesidades. De esta forma tendrás mayores posibilidades de éxito y de que la persona en específico contarte tus servicios.
  • No tengas prisa por ofrecerle todos tus servicios. Hay que evitar insistir en exceso a los clientes para que compren todos tus servicios u otros que ofrezcas, ya que se pueden sentir agobiados. Una vez que hallas ganado su confianza y les gustes, ellos mismo se irán interesando en ampliar su compra.
  • Es más rentable fidelizar que captar nuevos clientes: Saber que los esfuerzos de captación son bastante mayores que los de fidelización, tanto a nivel económico como de dificultad a la hora de convencer a una persona para que contrate tus servicios, puede ayudarte para centrar tu estrategia. La satisfacción del cliente es la que va a determinar que dicho cliente sea fiel al producto o servicio que se le ofrece y, en consecuencia, que el cliente quede fidelizado. Por este motivo cuidar y dar “cariño” a tus clientes es la base del mantenimiento en el tiempo de la mayor parte de las empresas

Comparte este post: