Métodos de Limpieza de un Centro de Entrenamiento Personal

Muchos de los centros de entrenamiento ya han abierto sus puertas siguiendo las medidas de seguridad adecuadas. Sin embargo, existen muchas dudas acerca de los elementos de desinfección que nos ayudan a combatir el virus y miniminzar el riesgo de contagio. 

Existen muchas técnicas y tipos de productos disponibles para realizar una desinfección de una instalación deportiva, algunos de ellos son: uso de nebulizadores, máquinas de ozono, equipos de ionización o uso de cloruro didecildimetilamonio.
Una de las mejores opciones, sin duda, es el uso de papel y cloruro didecildimetilamonio (pulverizado) para la limpieza de todo tipo de superficies.

Para el uso de un desinfectante genérico, la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) no prevé a día de hoy que los empleados tengan que realizar un curso especializado, ya que a priori no son productos abrasivos y son fáciles de usar. Sin embargo, se recomienda facilitar a los empleados una serie de pautas para mejorar la seguridad.

Debemos tener en cuenta la necesidad de redoblar nuestros esfuerzos en el aspecto de la limpieza. Es aconsejable la limpieza a fondo de toda la instalación y llevar a cabo repasos con nebulizadores.

Por último, se aconseja aumentar la renovación de aire interior en la instalación. Una forma sencilla de hacerlo puede ser abrir las ventanas y puertas de la instalación.
La problemática aparece en meses de frío, donde es aconsejable disponer de máquinas de recuperación para no perder la carga térmica de la instalación. Todo ello, debe realizarse con la ayuda de máquinas de climatización para garantizar una temperatura agradable en la instalación

Como siempre, conviene asesorarse a profundidad de cada uno de ellos y además seguir unos protocolos muy rigurosos con los otros entrenadores y comunicarlo a los socios de una forma efectiva para que sientan seguridad al asistir a tu centro. 

Rocío Falcón · Coach Nutricional